Dificultades para la firma del plan de igualdad de Decathlon

Sin las medidas correctoras propuestas por las organizaciones sindicales, éstas no firmarán el Plan de Igualdad de Decatlhon

La igualdad en las empresas, definida en la Ley de Igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres de 2007 y desarrollada en los posteriores RD de marzo de 2019 y octubre de 2020, pretende que, tanto a nivel social, como especialmente en las empresas y en los centros de trabajo se actúe sobre las diferencias detectadas y se desarrollen acciones que cambien las tendencias importantes de discriminación en temas de salario, tiempo de trabajo, promoción y desarrollo profesional que diferencian las carreras de las mujeres y
de los hombres.

En Decathlon, desde el primer momento la empresa ya mantuvo una actitud difícil a la hora de desarrollar la negociación: siendo el II plan de la empresa e iniciado un proceso que habría de suponer la consolidación de las políticas de igualdad entre mujeres y hombres, lejos de entender este horizonte, tuvimos que mantener una ardua discusión sobre cómo debía desarrollarse, quiénes debían intervenir y qué medios debían ponerse para la negociación. Parece que esto no solo ha supuesto un tropiezo en el inicio, sino que la falta de recursos para el plan y para su implementación eficaz, sigue acompañando la negociación.

Desde esta perspectiva vamos a señalar cuáles son las cuestiones prioritarias que ya hemos señalado a la empresa y que consideramos imprescindibles para la consecución de la igualdad real entre mujeres y hombres en Decathlon:

• Publicación de vacantes, procesos transparentes y consolidación de horas; herramientas endefinitiva que corrijan la mayor parcialidad que afecta a las mujeres.

• Mejorar la promoción de mujeres a las categorías más altas, grupos I y II. En Decathlon hay unacarencia de mujeres en estas categorías.

• Que la formación realizada para el puesto de trabajo sea dentro del horario laboral

• Que los derechos sean aplicados a las parejas de hecho legalmente constituidas.

• Que se concrete la jornada de trabajo a las personas que tienen a su cargo menores y personas dependientes.

• Que no se obligue a las personas, esencialmente mujeres, que se acogen a reducción de jornada por cuidado con un contrato a tiempo parcial a tener que reducirse su jornada aún más.

• Mejorar los derechos de las personas trabajadoras de Decathlon en cuestiones relacionadas con la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Avanzar en cuestiones relacionadas con la corresponsabilidad.

Llegamos a la hora final de esta negociación, en la que tenemos que plantear un acuerdo que sirva para mejorar realmente la igualdad en Decathlon, o bien sea un mero panfleto propagandístico en la que ni CCOO, UGT y USO vamos a contribuir.

Basarnos únicamente en el conocimiento estadístico de la situación en Decathlon, sin que sean admitidas medidas correctoras reales que ayuden a cambiar la conocida situación, no es de recibo en una empresa en la que la igualdad debería ser un valor consolidado. Los números son necesarios para refrendar el conocimiento de la situación, pero en un II plan de lo que se trata es de paliar las carencias.

A partir de estas reivindicaciones compartidas por la parte sindical (UGT,CCOO y USO) en Decathlon entendemos que no se debería firmar un acuerdo que no las contemple.

Esperamos que en la próxima reunión sean tenidas en cuenta la importancia de estas demandas imprescindibles para que el plan finalice con un acuerdo que realmente implante los valores de la igualdad entre mujeres y hombres y que mejoren las condiciones laborales de la plantilla de Decathlon.