Reunión de la Comisión de Seguimiento del Acuerdo de Incentivos de El Corte Inglés

La división 21 de El Corte Inglés (electrónica) tema central del desarrollo de esta reunión.

Tras casi un año desde el última reunión y a petición insistente por parte de UGT, debido a diversas incidencias detectadas en algunos centros de trabajo, por fin tenía lugar la reunión de la Comisión de Seguimiento del Acuerdo de Incentivos de la empresa El Corte Inglés. 

En esta reunión hemos aprovechado desde UGT para solicitar una serie de datos que nos ayuden a realizar la labor de seguimiento que tenemos encomendada, así como, resolver ciertas irregularidades que se estaban cometiendo en la aplicación del acuerdo tales como la nula o la irregular elaboración de algunas evaluaciones de desempeño. 

Por parte de la empresa se da comunicación del paso al sistema colectivo de venta en la división 07, Infantil, salvo en el apartado de puericultura y carrocería (que mantendrán el sistema individual por razones obvias de atención personalizada), al cumplir con los requisitos que requiere este sistema de organización del trabajo. 

La implantación del sistema colectivo se iniciará a partir del 1 de junio en dos centros de Madrid (Castellana y Méndez Álvaro) que serán los centros de referencia para llevar a cabo la implantación. Le seguirán a partir del 1 de septiembre el resto de centros de Madrid, Guadalajara y Talavera, y partir de ahí de manera progresiva, previa información al comité respectivo, al resto de los centros de la organización. Evidentemente, se procederá a la liquidación del sistema individual antes del pase a colectivo para que el efecto en los incentivos sea neutro. 

Pero sin lugar a dudas el tema que ha centrado la reunión ha sido la propuesta empresarial de acometer una serie de pruebas experimentales en la división 21 (Electrónica). Cierto es que los productos que se engloban en esta división adolecen de márgenes cada vez más reducidos y una rápida obsolescencia, todo ello comprometería la rentabilidad de esa unidad de negocio, ese motivo lleva a la empresa a revisar el actual sistema de comercialización de los mismos y, por ende, el incentivo aplicable. 

De esta manera, se aprueba una prueba piloto de tres meses de duración prorrogables a tres más, con la finalidad de ver el comportamiento de la venta y los incentivos. Esta prueba se iniciará el próximo 1 de junio en los siguientes centros: 

–    Valladolid ( centros de Constitución y Zorrilla)

–    Madrid (centros de Pozuelo, Princesa, Goya Y Arapiles) 

El sistema se basará en: 

Incentivo  mensual directo para venta individual (sin venta exenta)

Para cada familia de cada UNECO se ha definido un tipo base

El tipo base se mantendrá, incrementará o reducirá en función de la clasificación de los artículos en cuatro niveles. 

Al tratarse de una prueba experimental consideramos, según lo recogido en el Acuerdo de 2014, que en ningún caso puede ocasionar una merma en los incentivos a percibir por los trabajadores afectados, de esta forma hemos solicitado quede activada la garantía de incentivos, de forma que al finalizar la prueba aquellos trabajadores que hubieran cobrado una cantidad de incentivos inferior a la que les correspondiera según el sistema individual del Acuerdo de 2014, verán regularizadas esas cantidades a su favor, en caso de haber cobrado una cantidad superior a la que les hubiera correspondido, esta no será susceptible de devolución. 

Desde UGT somos cautos a la hora de la valoración de esta modalidad y vamos a esperar a ver los resultados de la misma y el impacto, sobretodo, que vaya a tener en los incentivos que vayan cobrar los vendedores para hacer un juicio de valor. Si bien entendemos el problema de escasos márgenes que generan esos productos vamos a velar porque eso no pueda, de ninguna manera, impactar negativamente en los incentivos a cobrar por parte de los profesionales de esta división.